¡Aparece un SEAT Ibiza SXI abandonado en Hungría!

hace 3 meses - 18 febrero 2024, motor1
¡Aparece un SEAT Ibiza SXI abandonado en Hungría!
Si recuerdas, Porsche desarrolló el motor y Giorgetto Giugiaro, de Italdesign, se encargó del diseño del coche.

En los años 80, dentro de los deportivos populares como el Renault Supercinco GT Turbo, el Ford Fiesta XR2 o el Fiat Uno Turbo, también había un magnífico representante español: el SEAT Ibiza SXI, diseñado por Giorgetto Giugiaro y con un motor en el que Porsche colaboró en ciertas partes. Pues bien, ha aparecido un ejemplar completamente abandonado en Hungría.

Al parecer, el coche llevaba parado durante al menos diez años, pero gracias a pequeños trabajos mecánicos, ha vuelto a funcionar. Sin duda, esa es una gran noticia para los que amamos los coches.  

Robert Petyko, responsable del canal de YouTube Old Skull Garage, nos contó que un amigo le avisó de la existencia de este Ibiza de 1991, que llevaba más de 20 años en la misma ciudad húngara.

¡Se va a restaurar!
"El último dueño que lo utilizó fue una profesora", dijo. Al parecer, cuando ella se compró un coche nuevo, unos amigos le dejaron aparcar su Ibiza SXI en un almacén... y allí se quedó durante muchos años. 

Así las cosas, después del descubrimiento, tocaba ver el estado del vehículo. Tras comprobar las bujías y el aceite, Robert echó un poco de gasolina en el carburador para ver si el motor funcionaba. Arrancó inmediatamente, pero sólo permaneció al ralentí un momento. Al principio, la bomba de combustible parecía rota, si bien Petyko consiguió ponerla en marcha.

Hemos sabido que el hijo del propietario original se llevó el Ibiza SXI a casa tras la grabación de este vídeo. El plan es restaurarlo y que vuelva a circular. ¡Ojalá así sea y haya un nuevo vídeo con el vehículo en plena forma!

Motor 'System Porsche'
Cabe recordar que el Ibiza SXI, perteneciente a la primera generación del modelo, estuvo a la venta entre los años 1988 y 1991. Todos lo recordamos por su inscripción 'System Porsche' en el motor, ya que la marca alemana, en un estado económico muy crítico en aquella época, aceptó desarrollar parte de esa mecánica, que luego la ensamblaba la propia SEAT en su planta de Martorell. 

Vinculado a un cambio manual de cinco velocidades, el propulsor de 1,5 litros y 100 CV permitió al coche declarar unas buenas prestaciones: 185 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 en 10,8 segundos. Pero ahora toca ver el siguiente vídeo, así que ¡dale al play!

Apoyamos a Ucrania