BMW 507 (1957), una joya escondida en el garaje durante 40 años

hace 1 mes, 3 semanas - 12 Octubre 2022, motor1
BMW 507 (1957), una joya escondida en el garaje durante 40 años
El roadster no se había conducido desde 1979.

Cuanto más raro y famoso es un coche clásico, más elevado es su precio. Basta con pensar en los diversos Bugatti de los años 30 o en los 39 Ferrari 250 GTO construidos. El BMW 507 también es caro, ya que solo se fabricaron 252 vehículos entre 1956 y 1959. De hecho, hace unos días, un 507 muy especial se vendió en una subasta por mucho dinero.

Aparte del número de ejemplares, que convierte al 507 en el coche de colección de BMW más caro, está su icónica silueta, obra de Albrecht Graf Goertz, y su aura de celebridad: Elvis Presley condujo uno.

Un raro ejemplar del emblemático deportivo clásico de BMW de los años 50, un BMW 507 Serie II Roadster de 1957, escondido durante más de cuatro décadas en un garaje de Filadelfia (Estados Unidos), fue el centro de atención el pasado 30 de septiembre, durante la subasta Bonhams Audrain Concours.

Se vendió por 2.315.000 dólares, convirtiéndose en la pieza más codiciada de una subasta en la que se consiguieron vender un 88% de los vehículos anunciados. Por supuesto, es un precio muy superior al de cualquier otro 507, pero el paso del tiempo y la historia particular de la unidad en cuestión fueron determinantes para alcanzar esa cifra.

Este 507 fue propiedad de un hombre durante 43 años, habiendo sido comprado en 1979 por el padre del vendedor. Inusualmente para un coche tan glamuroso, el 507 fue llevado directamente a un modesto garaje, donde permaneció sin ser conducido nunca. Apenas se arrancaba de vez en cuando.

No es de extrañar que este 'hallazgo' haya causado un gran revuelo en el International Tennis Hall of Fame de Newport, donde Bonhams, socio de subastas del Audrain Newport Concours & Motor Week, celebró la venta. La puja comenzó en 1,1 millones de dólares y subió a más de 2 millones, lo que provocó los aplausos del público asistente.

Eric Minoff, especialista principal de Bonhams US Collector Cars, que fue quien encontró el BMW, dijo: "Este coche fue un hallazgo de ensueño. Es realmente sorprendente que un coche deportivo tan importante haya podido estar escondido en un cobertizo durante más de 40 años sin ser visto".

Otro de los éxitos de la venta fue un Mercedes-Benz 300 SL Roadster de 1958, que estuvo a la altura del 507 en su época de esplendor y alcanzó el segundo valor más alto, con una suma de siete cifras: 1.077.500 dólares.

Otros codiciados coches de colección que obtuvieron buenos resultados en la segunda subasta del Audrain Concours fueron dos potentes Aston Martin V8 con poco kilometraje.

Un V8 Sports Saloon de 1986 superó con creces su estimación de preventa al alcanzar los 280.000 dólares, mientras que su hermano, un V8 Vantage Volante de 1989, que había pertenecido a la misma familia desde el principio, se vendió por 207.200 dólares, superando su estimación.

La subasta contó con una selección de 45 vehículos de colección, que abarcan más de un siglo de excelencia automovilística. Una de las primeras ofertas fue un buen ejemplar de la primera marca de coches deportivos de Estados Unidos: Mercer.

El Mercer Model 22-70 Series 5 'Raceabout' Conversion de 1920, anteriormente en las importantes colecciones de Bill Harrah (de Harrah's Las Vegas) y Al Ferrara, alcanzó los 268.600 dólares.

Support Ukraine