Mira el estado de esta limusina abandonada de Mercedes-Benz

hace 3 meses, 2 semanas - 8 febrero 2024, motor1
Mira el estado de esta limusina abandonada de Mercedes-Benz
Este 300D de principios de la década de 1960 era un duro rival para los Rolls-Royce. Por fin, recibe un buen lavado tras diez años.

Este viejo Mercedes-Benz 300D es la prueba de que, a la hora de encontrarnos con coches abandonados, pueden ser de cualquier tipo, época y condición. Olvidada en un almacén durante la última década, la limusina alemana por fin ha recibido el cariño y la atención que se merece.

El canal de YouTube WD Detailing documenta la historia de la 'resurrección' del clásico germano que, al parecer, ha permanecido parado en un rincón de esta nave industrial durante los últimos 10 años.

Teniendo en cuenta todo el polvo que hay sobre el coche, no dudamos de ello. El vehículo no funciona, obviamente, así que el equipo necesitó un par de plataformas rodantes para sacarlo y meterlo en su remolque.

Trabajo de acondicionamiento
A este rival de los Rolls-Royce de la época (principios de la década de 1960) le espera una restauración estética completa, pero antes necesita un buen lavado. El equipo de WD Detailing limpió a fondo el exterior y el habitáculo para devolver al coche sus días de gloria.

En el proceso, descubrieron que el vehículo pasó por un proceso de renovación de pintura, pues algunas secciones estaban recubiertas de tonos negros más nuevos que otros. Afortunadamente, un pulido hábil fue capaz de igualar la intensidad cromática con éxito. 

El interior era un poco más difícil de restaurar, sobre todo la moqueta, descascarillada y desintegrada. Limpiarla adecuadamente la acabaría por destruir, así que el equipo de WD Detailing optó por utilizar aire y ligeros toques de solución limpiadora para devolverla a la vida. No quedó perfecta (sin duda habrá que cambiarla si el objetivo es una restauración completa), pero está mucho mejor que antes.

Acabó arrancando
El equipo de WD Detailing terminó el proceso intentando arrancar el desamparado 300D. Sorprendentemente, los chicos fueron capaz de ponerlo en marcha y dejarlo al ralentí. Aún más impresionante es la suspensión de nivelación eléctrica, una de las primeras de su clase.

Sospechamos que no hará falta mucho más para que este Mercedes-Benz vuelva a la carretera y se mueva elegante como se merece. No te pierdas el vídeo adjunto con todos los trabajos de limpieza realizados en él.  

Apoyamos a Ucrania