Nuevo Fiat 600: vuelta a lo básico...

hace 11 meses, 3 semanas - 23 mayo 2023, motor1
Nuevo Fiat 600: vuelta a lo básico...
Hace casi 70 años, Fiat lanzó el 600 Multipla, que se anticipó en décadas a los monovolúmenes y crossovers como el futuro Fiat 600.

El nombre Fiat 600 está a punto de volver a las carreteras con un nuevo modelo crossover, el tipo de coche pequeño y asequible más popular en la actualidad. Fiat no es ajena a este tipo de 'exigencias' del mercado y el primer precedente se remonta a los tiempos del primer 600, que con la variante Multipla de 1956 ofrecía una alternativa novedosa a los coches familiares de la época.

Considerado con razón como el precursor de los monovolúmenes modernos, o lo que ahora llamamos 'crossovers', el Fiat 600 Multipla también dio origen a un modelo comercial, la furgoneta 600T.

Una interpretación de Giacosa
La idea que dio origen al 600 Multipla partió del propio diseñador del 600, Dante Giacosa: la popular berlina, lanzada en 1955, había funcionado bien como sustituto del 'Topolino', pero un año más tarde se planteó el problema de sustituir también a la variante Giardiniera/Belvedere, tanto para uso 'civil' como comercial.

La mayor dificultad radicaba en la particular arquitectura del 600, con su motor y propulsión traseros, que robaba un espacio precioso en lo que debería ser la zona de carga. Por este motivo, Giacosa optó por desarrollar la carrocería en sentido contrario, es decir, desplazando el habitáculo hacia delante. De este modo se consiguió espacio para tres filas y seis pasajeros.

En concreto, la versión estándar de cuatro y cinco plazas ofrecía dos banquetas, una delante y otra detrás, mientras que la versión de seis plazas conservaba la banqueta delantera, pero añadía cuatro asientos individuales repartidos en dos filas.

Esta configuración también dio lugar a la variante Taxi, que contaba con un asiento para el conductor flanqueado por un maletero en el que se podía acomodar un asiento improvisado según las necesidades, seguido de dos en la fila central y dos más en la tercera fila.

La longitud aumentó unos 30 cm con respecto a la berlina, pasando de 3,21 a 3,53 metros. Se hizo así para soportar el mayor peso, obligando a reforzar el chasis, adoptando la suspensión delantera del 1100 pero con la dirección montada delante del eje de las ruedas, sobre el que se encontraban los asientos delanteros.

Pocos cambios en 11 años
El motor siguió la evolución del de la berlina. Partía de un bloque de cuatro cilindros refrigerado por agua con una cilindrada de 633 cm3 y 22 CV de potencia, posteriormente aumentados a 24 CV con la actualización de 1958, mientras que la caja de cambios era de cuatro velocidades.

En 1960, con la llegada del 600 D, la cilindrada aumentó a 747 cm3 y la potencia a 29 CV, pero sin otros cambios de fondo. Mientras que en la berlina las puertas se giraron en 1962, el Multipla conservó las abatibles contra el viento. En total, se fabricaron unas 240.000 unidades del Fiat 600 Multipla hasta 1967.

También derivado del Multipla era el furgón Fiat 600T, que tenía la misma disposición técnica, pero con una carrocería completamente rediseñada y un volumen de carga de tres metros cúbicos, que en las versiones de pasajeros podía acomodar a ocho pasajeros. Evolucionó en los años siguientes como Fiat 850T y Fiat 900T, hasta 1986.

Apoyamos a Ucrania