El BMW 767iL (E32) muestra su monstruoso motor V16 a la cámara

hace 2 meses - 3 Octubre 2022, motor1
BMW 767iL (E32)
BMW 767iL (E32)
El motor era tan grande que el sistema de refrigeración estaba en el maletero

BMW ha tenido algunos de los modelos de producción más grandes, bellos y potentes de la historia de la industria del automóvil. Es posible que los responsables de la firma de Múnich nunca hayan ofrecido un vehículo con motor V16 directamente desde las líneas de montaje, aunque hubo un proyecto para un Serie 7 de 16 cilindros en la segunda mitad de la década de 1980.

Nunca pasó de la mesa de dibujo como competidor del Mercedes-Benz Clase S de la época, pero se hizo un prototipo que todavía existe y que resulta impresionante, se mire por donde se mire.

El canal CarRanger de YouTube tuvo el privilegio de pasar algún tiempo con el BMW Serie 7 V16 de la generación E32 y hay un nuevo vídeo que muestra el vehículo con todo detalle y que te mostramos aquí.

Está en alemán, aunque se puede entender mucho con solo ver el vídeo aunque no se entienda el idioma que es oficial y ampliamente hablado en Alemania, Austria, Suiza y Liechtenstein.

El Secret Seven, como se le conocía internamente, tenía que ser más rápido y estable que el más potente de los Clase S de finales de los ochenta, o, al menos, éste era el objetivo inicial de BMW.

La compañía bávara decidió modificar el motor M70 V12 existente y añadirle cuatro cilindros para diseñar su mayor propulsor de producción. El motor V16 de 6,7 litros fue revisado profundamente, con componentes internos reforzados y mejorados, así como un nuevo sistema de gestión del motor.

La unidad de 16 cilindros estaba acoplada a una caja de cambios de seis velocidades y era capaz de producir una potencia máxima de 402 CV y 625 Nm de par. Aunque estas cifras pueden no ser muy impresionantes en la actualidad, en la década de 1980 hicieron posible que la gran berlina alemana pasara de 0 a 100 km/h en unos 6,0 segundos. La velocidad máxima era de 282 km/h.

Sin embargo, el llamado 767iL nunca llegó a la producción, ya que tenía importantes defectos de diseño. Para empezar, el motor era tan grande que no había espacio suficiente en la parte delantera para el sistema de refrigeración, lo que obligó a BMW a trasladar todo el sistema al maletero.

La zona de carga era prácticamente inutilizable y sufría otros problemas de emisiones que hacían que la berlina con motor V16 no fuera apta para la fabricación en serie y su posterior comercialización.

Support Ukraine